11.9.10

Hacia la plena presencia

El objetivo último de todo proceso de crecimiento personal o de psicoterapia consiste en aprender a estar plenamente presentes en nuestros cuerpos, nuestras emociones y nuestros pensamientos, y en cada una de nuestras experiencias que tenemos la oportunidad de explorar o investigar. Presencia en el aquí y el ahora e indagación de la experiencia. Al estar presentes en nuestra vivencia de instante en instante, mediante una actitud de exploración y curiosidad, sin dar por sentado nada de lo que encontramos en nuestro mundo interior, los contenidos reales de nuestra esencia personal se revelan por sí mismos.

Como ya hemos dicho hasta ahora, en el comienzo nos volvemos conscientes y tomamos contacto con las características más externas de nuestra personalidad: suelen corresponderse con nuestro crítico interno, llamado también “superego”. A medida que avanza nuestro viaje emergen, poco a poco, capas más profundas de nuestra personalidad y, con el tiempo, se van haciendo más transparentes y presentes en nuestros comportamiento. Y, así, los rasgos de nuestra esencia personal se nos van desvelando.

Dicho de otro modo, cuando exploramos vivencial y presencialmente el mundo de nuestra personalidad, en lugar de tomarlo como algo dado y definitivo del sí mismo, comprobamos que constituye aquel universo holográfico mediante el que filtramos todas nuestras experiencias, las internas y las externas. Es nuestra propia película casera, cuyo guión está formado por las conclusiones sobre cómo son las cosas del mundo y cómo somos nosotros mismos a las que llegamos en nuestras tempranas experiencias de la infancia. Todo lo que vivimos se filtra y distorsiona mediante esta película, casi siempre inconsciente. La trama, las emociones y el modo en que respondemos en esta película tiene las características indelebles de lo que nos hace sufrir.

El camino para salir de esa realidad virtual proyectada en la pantalla del “nuestro cine” por nuestro “proyector inconsciente”: la plena presencia.

No hay comentarios:

Deja tu comentario: