30.9.10

Los padres

Ha habido una escuela muy fuerte en la literatura psicológica que hace mucho énfasis en la importancia de la infancia y del estilo educativo que nuestros padres emplearon en nuestra crianza. Me gustaría expresar cuál es mi perspectiva sobre esta cuestión: veo que es más apropiado hablar sobre cómo cada uno de nosotros vemos a nuestros padres que intentar justificar nuestras "manías" de hoy acudiendo a aquéllas estrategias educativas.

Cada persona experimenta la vida mediante un filtro cognitivo particular: nacemos con unas gafas que nos hacen percibir y entender el mundo desde un lado del prisma de la existencia. Esto provoca que lo que está en primer plano y lo que permanece en el primer plano de nuestro paisaje interior sean aquéllos hechos, rasgos de personalidad paternos y experiencias de la niñez que coinciden con dicho filtro. Como en la fotografía del encabezamiento, lo que está en primer plano lo vemos con claridad; sin embargo, el fondo, que también forma parte de la imagen, recibe poca atención de nuestra parte por encontrarse difuminado.

Pues bien, somos nosotros, de niños, quienes decidimos inconscientemente la parte de la fotografía enfocada. De ahí que unos mismos padres, con un estilo educativo más o menos igual para cada uno de sus hijos, se encuentren con que las personalidades y las vidas de estos últimos sean tan distintas. Por poner un ejemplo: un hijo puede considerar a su padre como un padre ausente y otro hijo considerarlo muy trabajador. En realidad podemos llegar a conocer qué es lo que obliga al padre a trabajar todas las horas que trabaja y cómo intenta, junto con la madre, educar a sus hijos. Pero la percepción de éstos últimos puede llegar a ser radicalmente distinta.

De nuevo ahora, vista nuestra personalidad desde la perspectiva de cómo nuestros padres nos han educado, llegamos a ese punto ciego de nosotros mismos que tratamos de esclarecer en el trabajo de crecimiento personal.

No hay comentarios:

Deja tu comentario: