25.9.10

Pérdida

Puede que haya muchas explicaciones de lo que nos ocurre en la formación de nuestra personalidad. Al fin y al cabo, nos referiremos a una etapa tan temprana de la vida que no cabe más que hacer una cierta especulación. Sin embargo, hoy comienzo una «posible» explicación que someto a vuestra mirada reflexiva y crítica.

La personalidad, esa estructura rígida y dura que nos va recubriendo poco a poco en respuesta a las vivencias, surge por una «pérdida»: creo que la búsqueda hacia el interior, que nos aconseja cualquier tradición espiritual de crecimiento personal, va dirigida precisamente al reencuentro con algo que se perdió en la infancia. Y las características de esa personalidad tanto cognitivas, como emocionales y de comportamiento se despliegan a partir de aquella pérdida. Es una pérdida de contacto con la esencia personal. De alguna manera, cuando comienzan a bajar las temperaturas al principio del otoño -hoy vivimos esa circunstancia- vamos cubriéndonos de más ropas que nos protejan del frío. Del mismo modo, cada uno de nosotros, al perder contacto con nuestra esencia más verdadera, nos vamos cubriendo con los rasgos de la personalidad.

Veremos como la personalidad se va desplegando según un patrón más o menos lógico. Cada personalidad se va construyendo o es una respuesta a los dilemas y las situaciones de la vida que, con las peculiaridades y circunstancias individuales, se nos presentan a todos. Tener una adecuada comprensión de esta interrelación entre el individuo y cómo se configura su personalidad como un todo a lo largo de su vida es necesaria para tener una imagen completa de quienes somos.

La mirada hacia el interior permite que veamos los espacios de "locura": cuanto más hondo buceamos bajo la estructura de nuestro ego -por rígida y anquilosada que esté-, más conscientes nos hacemos de aquellos espacios de "locura". Hoy sólo pretendía dejar escrito que todo comienza con la pérdida de contacto con la esencia verdadera del ser humano que somos.

No hay comentarios:

Deja tu comentario: