21.12.11

Acogida

El aprendizaje sólo tiene lugar en una mente que es inocente y vulnerable (Krishnamurti).


Sentía la vida caótica, anárquica, embrollada. Hubo en el pasado algunas pruebas atropelladas y alocadas que fueron rebotadas como el frontón devuelve inexorablemente la pelota a los jugadores. Y siendo el consejo de amigos la paciente espera, se dio un prórroga. Pasó tiempo... años. Un día vino a observar su realidad con el ánimo de compartirla, con la intención de tender puentes que aliviaran la soledad que la situación había provocado. Como quien no quiere la cosa pudo hablar de aquella realidad y, por primera vez después de tantas desventuras, llegó la acogida que sólo el amor puro nos puede hacer sentir. Fue un bonito regalo en esta Navidad.


Cualquier proceso de crecimiento personal puede ser útil para el afrontamiento de nuestras dificultades. Con independencia de la escuela psicológica desde la que se plantee dicho proceso, podemos encontrar algunos principios fundamentales que deben cumplirse en cualquier caso. Lo primero que necesitamos es tener la habilidad para realizar una buena observación de uno mismo que nos permita el reconocimiento de la realidad de lo que nos está pasando. No se trata de encontrar las causas, sino de quedarse con lo que nos ocurre, pues es la única manera de lograr la libertad. Si negamos nuestra insatisfacción, nuestra ira, nuestro dolor o nuestra ambición, sufriremos y, además, la libertad será imposible. Cada vez que reconocemos lo que está ocurriendo realmente se produce una apertura muy poderosa, porque supone dejar a un lado el egocentrismo, que nos sobreprotege y tras el que nos escondemos como niños atemorizados. Con el reconocimiento, nuestra consciencia se convierte instrumento de trabajo, porque nos permitirá nombrar y aceptar interiormente nuestra experiencia. El reconocimiento nos lleva a la libertad, dejando a un lado la ilusión, la negación y la ignorancia. Podemos ver lo nos pasa y luchar con el narcisismo y con la vergüenza.

No hay comentarios:

Deja tu comentario: