12.12.11

Balance

Pasé los cuarenta años. Es un buen tiempo para hacer un balance. Me pasaron muchas cosas. He recibido amor. Me cuidaron y educaron. Me enseñaron. Hubo comida, techo y calzado para mí. Tuve amigos, novias y aventuras. Historias. ¡Tengo salud! Superé obstaculos. Tuve otra oportunidad, y otra... y otras.Pedí perdón y me perdonaron. ¡Tuve hijos! Viajé, estudié, aprendí más. Hablé y me escucharon. Escribí y lees mi libro. Me enfermé y me curaron. Fui amigo, marido, padre y doctor... ¡y tantas otras cosas! Conocí gente hermosa. Vi a mi equipo campeón. He recibido mucho, todo, de la vida, generosamente. Este balance me encuentra feliz. ¡Cuánto me dieron! ¡Cuánto para mí!


El balance me invita. ¿No será momento de invertir la corriente? De para mí a desde mí. Cuidar, ayudar, enseñar, proteger, perdonar. Dar otra oportunidad. Amar, escuchar, acompañar. Un poco de todo lo que recibí. De dar desde ahora, más que recibir. De devolver en parte lo tomado, ya transformado en mí. Pasé los cuarenta años. ¿No será hora de agradecerle a la vida y empezar a dar?


(Texto de Claudio Casas. La paleta del pintor. Edt. Obelisco, 2005).

No hay comentarios:

Deja tu comentario: